Y solamente quedan seis.

Arriba