Icono del recurso

Iniciación a las dendrobates

Autor
Josep Canela & Jordi Giralt
Introducción
No cabe duda que entre todas las ramificaciones de la terrariofilia, los paludarios o terrarios húmedos tropicales, son estéticamente una de las opciones más bonitas que podemos disfrutar en casa. Si todo esto lo complementamos con el mantenimiento de unos Dendrobates, el resultado final es una pequeña porción de selva tropical dentro de nuestras casas.

Con este artículo, queremos mostraros las reglas generales necesarias para mantener en cautividad a estas ranas, aplicando los conocimientos que hemos acumulado desde hace más de 15 años y, por qué no, acabar con una serie de tabús y leyendas que rodean a los Dendrobates.

Empecemos con una rápida y obligada introducción a la familia Dendrobatidae:

Según los últimos estudios, se pueden determinar estos 9 géneros: Allobates, Aromobates, Colostethus, Cryptophyllobates, Dendrobates, Epipedobates, Mannophryne, Nephelobates y Phyllobates.

De todos estos, los Dendrobates, los Phyllobates y los Epipedobates son los más accesibles y fáciles de mantener en cautividad.

Mantenimiento en cautividad
Afortunadamente, hoy en día, el 99% de los Dendrobates que pueden encontrarse en el mercado son criados en cautividad. Esto es muy beneficioso, en general. Por una parte, porque un animal nacido en un terrario está mucho más preparado para vivir y, a su vez, reproducirse en cautiverio que uno salvaje. Y por otra, porque no debemos olvidar que se trata de anfibios en peligro de extinción, incluídos en las listas Apéndice "B" del convenio CITES, cuyas poblaciones deben ser protegidas y controladas.

Empezando desde cero
Este artículo de iniciación a los Dendrobates está enfocado a los aficionados al mundo de la terrariofilia que, quizás, están pensando en probar con estas pequeñas ranas, pero que no se atreven a dar ese paso por falta de información.

Antes de animarnos con estos animales, es conveniente que evaluemos la posibilidad de poder mantenerlas en perfectas condiciones. Los 3 requerimientos básicos son, por orden de importancia:
  1. Alimentación
  2. Temperatura
  3. Humedad

Alimentación
Hoy por hoy, la alimentación no es un problema, pues en las grandes ciudades podemos encontrar cultivos de micro-alimento disponibles durante todo el año, en cualquier tienda especializada. Y si queremos ahorrarnos unos euros cada mes, podemos prepararlos nosotros mismos (principalmente los de drosophila) sin ningún problema.

Hay que tener en cuenta que, a los que mantengan pocos ejemplares en un solo terrario, les saldrá más rentable comprar un cultivo cada 3 semanas en una de esas tiendas.

La dieta básica constará de Drosophila y micro grillo, pero cualquier alimento que encontremos de tamaño lo suficientemente pequeño será bien aceptado por nuestros huéspedes.

Es imprescindible que aseguremos, en caso de emergencia, el poder acceder a varias alternativas para conseguir esos cultivos, ya sea contactando con diferentes tiendas o con otros criadores que nos ayuden en esos momentos puntuales en que nos quedemos sin alimento.

Temperatura
La distribución de los Dendrobates se extiende por Centroamérica y sur america, desde Nicaragua hasta Bolívia. Por tanto, es fácil imaginar que estos animales necesitan temperaturas tropicales, que van desde los 20 ºC a los 28 ºC.

Para nuestros terrarios, necesitaremos mantener una temperatura entre ese rango, y eso lo podemos conseguir instalando un cable o una esterilla calefactora debajo del sustrato o, también, calefactando la habitación donde los tengamos. Es importante que los Dendrobates no padezcan temperaturas por debajo de los 16-18 ºC durante periodos largos de tiempo, pues esto nos acabaría pasando factura.

Humedad
La humedad de nuestro terrario debería estar entre un 70% y un 100%. Para mantenerla, lo podemos hacer de varias maneras. La primera sería colocando una pequeña parte acuática dentro del terrario, o instalando una pequeña cascada con una mini-bomba. Como soluciones más sofisticadas podemos montar un humidificador de ultrasonidos o incluso un sistema de lluvia artificial alimentado por una micro bomba a presión.

En realidad los Dendrobates no necesitan obligatoriamente una "bañera" o parte acuática. De hecho ¡son malas nadadoras! Con mantener una humedad elevada será suficiente.

Planificando el terrario
Antes de elegir que tipo de Dendrobates mantendremos, deberíamos analizar de cuánto espacio dispondremos para montar nuestro terrario.

El tamaño mínimo del terrario debería de ser de unos 50 litros. (40x35x35 cm), para especies de pequeño o mediano tamaño como epipedobates tricolor y Phyllobates vittatus.

Si no tenemos problemas con el espacio, lo recomendable es empezar con un terrario mediano de unos 60x45x50 cm (por poner un ejemplo). Con estas dimensiones podemos introducir perfectamente un trío de auratus / leucomelas o, incluso, un grupito de 5 o 6 Epipedobates tricolor/ Phyllobates vittatus.

Si nos atrevemos con un terrario de dimensiones más generosas (a partir de 150 litros), podremos disfrutar sin problemas de 2 especies diferentes, por ejemplo D. leucomelas + E. tricolor.

Este último ejemplo es perfectamente válido, pues se trata de 2 especies con comportamientos muy diferentes. Las leucomelas son de comportamiento terrestre y, en cambio, las tricolor acostumbran a utilizar las partes altas del terrario, con un marcado comportamiento arborícola.

Una buena elección
Lo primero que tenemos que tener claro es que existen diferentes especies de Dendrobates, y no todas son las más indicadas para iniciarse en este mundillo. A continuación indicaremos las especies más fáciles de mantener.
  • Epipedobates tricolor
  • Dendrobates auratus
  • Dendrobates leucomelas
  • Phyllobates vittatus

Dejaremos para un posterior capítulo las otras especies que no nombramos aquí, y que son más adecuadas para aficionados con un poco mas de experiencia.

Para decantarnos por una de estas especies "fáciles", lo más importante es saber de cuánto espacio disponemos para nuestros inquilinos. El orden de preferencia está claro: primero el terrario, y luego las ranas.

Descripción de estas 4 especies
Epipedobates tricolor
Especie de pequeño tamaño, originaria de Ecuador y muy resistente debido al amplio rango de temperaturas que soporta. Los ejemplares adultos son de una coloración roja con franjas blancas. Los ejemplares jóvenes son de un color mas amarronado. Los machos empiezan a cantar a muy pronta edad, en algunos casos a los 6 o 7 meses de edad.

La temperatura ideal para esta rana oscila entre los 18ºC y los 28ºC. En ese sentido no es exigente en absoluto,

Es una rana que puede mantenerse perfectamente en grupo, es de comportamiento muy activo y descarado y eso se agradece. Observar a estos animales compitiendo con sus cantos por una situación privilegiada dentro del terrario, es un espectáculo para la vista y para el oído. Sus cantos recuerdan al trino de un canario pero con menos potencia.

Realizan puestas de hasta 20 huevos y los renacuajos pueden mantenerse juntos en el mismo recipiente.

La cría de tricolor es la más sencilla entre toda la familia Dendrobatidae, y es por eso que sus precios son los mas ajustados en e mercado. En definitiva una excelente elección para los que se inician.

Dendrobates auratus
Este Dendrobates ocupa un área de distribución muy extensa, desde Nicaragua hasta Colombia.

Así mismo existen muchas variaciones de color o patronaje, siendo la más común la forma verde de Costa Rica y la azul de Panamá.

Otras variaciones que se pueden conseguir son las "Taboga", Bronce, Campana, Birkam, Kuna Yala, Ancon Hill, Microspoted, etc..

Tiene un tamaño bastante más grande que las tricolor. Puede llegar a los 45mm en el caso de las hembras. Los machos siempre son un poco más pequeños y menos corpulentos.

En cuanto a temperatura de mantenimiento, podríamos citar una mínima de 20ºC, y una máxima rozando los 30ºC.

Una buena combinación estaría compuesta por un macho y dos hembras. Se trata de uno de los Dendrobates más faciles de criar, por eso su precio es de los mas ajustados.

Realizan puestas de entre 2 y 6 huevos, que pueden encontrarse cada 15 días y, normalmente, eligen siempre los mismos lugares para hacerla.

Dendrobates leucomelas
Espectacular rana de colores amarillo y negro, que habita las selvas de Venezuela. No existen muchas variaciones de patrón o color en esta especie. Se pueden encontrar unos ejemplares con el patrón muy reticulado.

Especie muy resistente y robusta que come con voracidad todo tipo de alimento que tenga su tamaño adecuado, en ocasiones tienden a padecer obesidad por ese motivo. De comportamiento nada tímido, les gusta pasearse por el terrario descaradamente.

Alcanzan un tamaño de unos 45mm en el caso de las hembras, al igual que otros Dendrobátidos. Dos machos son un poco más pequeños y más estilizados.

El canto de los machos es sorprendentemente largo, incluso de 15 segundos, pero no es ni mucho menos tan potente como el de las tricolor.

Para inducir a la reproducción es conveniente simular una estacion más seca (con moderación) seguida de una estación muy húmeda acompañada por un aporte generoso de alimento muy continuado.

Phyllobates vittatus
Especie de tamaño mediano, entre 25mm-33mm y comportamiento terrestre, su principal característica son las 2 bandas rojas longitudinales que cubren el fondo negro de su espalda, las patas acostumbran a ser de un color azul celeste.

Phyllobates vittatus es de comportamiento un poco más tímido que sus "primas" las Epipedobates tricolor, les encanta un sustrato compuesto por hojas secas (la hoja de roble es ideal) y musgo. A pesar de que no son muy descaradas , son fáciles de criar, y realizan puestas de hasta 20 huevos que normalmente realizan dentro de los botes de carretes de foto. Pueden convivir perfectamente en grupo, cada ejemplar escoge su territorio o zona preferida y no existen problemas serios de territoriedad.

Unos de los problemas que podemos encontrarnos es el de el sexaje, pues en esta especie es difícil y lo aconsejable es partir de un grupito de 4 o 5 ejemplares para asegurar que se cree una pareja.

Su precio económico las convierte en una de nuestras preferidas para recomendar a los que empiezan.

¡A probar sin miedo!
El principal objetivo de este pequeño artículo, es el de animar a los que nunca han mantenido en un terrario a algún tipo de anfibio. Quizas mucha gente piense que no es el animal adecuado para iniciarse con los terrario/paludarios, pero desde aquí queremos animar a los aficionados a la terrariofilia a que lo intenten. Estamos seguros que con un poco de método y disciplina (la misma que utilizamos para cuidar a otro tipo de animales) se pueden conseguir excelentes resultados con estas ranas.

Existen otro tipo de anfibios más económicos para empezar, pero no olvidemos que en la mayoría de los casos se trata de animales copturados en masa en las selvas de países que no están acogidos al convenio CITES, y que exportan cantidades industriales de animales recolectados, que luego ofrecen a precios ridículos a los importadores. Es por eso que defendemos la adquisición de estas dendrobates, que como ya he comentado antes, están criadas en cautividad casi en su totalidad.

En futuros artículos, mostraremos temas para los aficionados más avanzados, como por ejemplo los métodos de cría, pequeñas especies arborícolas, biotopos de las dendrobates, etc

Josep Canela & Jordi Giralt www.terribilis.net
Autor
Fauna Exótica
Visitas
1.466
Primer lanzamiento
Última actualización
Valoración
0,00 estrella(s) 0 valoraciones

Más recursos de Fauna Exótica

Arriba